Aldo Finzi - Las mejores obras

29,90  IVA incluido

Una elegante caja de coleccionista en EDICIÓN LIMITADA con 3 CDs que contienen las principales obras del compositor Aldo Finzi (1897-1945).

SKU: PL 10012 Categorías: , Etiquetas: , ,

Una elegante caja de coleccionista en EDICIÓN LIMITADA con 3 CDs que contienen las principales obras del compositor Aldo Finzi (1897-1945).

Dentro de la producción de Aldo Finzi que ha llegado hasta nosotros, el núcleo más sustancial y representativo de su música son las obras sinfónicas. El CD que abre la colección ALDO FINZI - THE GREATEST WORKS está dedicado a ellos. Nunquam, presentado por Finzi en un concurso celebrado en Sanremo en 1935, parece estar influenciado, por un lado, por Richard Strauss, por una cierta discursividad motívica y formal (la tendencia al desarrollo, el uso del cromatismo de origen wagneriano, la importancia atribuida al diseño temático) y, por otro, por el uso del modo arcaico que tiene como referencia la producción orquestal de algunos exponentes de la llamada "generación de los ochenta". La orquesta se utiliza en su totalidad, a diferencia de la obra cronológicamente siguiente, Interludio, para orquesta de cámara con piano. Partiendo de un material temático extremadamente reducido, sólo hay dos motivos que el compositor varía hábilmente, el segundo de los cuales, de carácter lírico, vuelve en el transcurso de la pieza en forma de rondó. Especialmente eficaz es la entrada del piano preparada por un impetuoso movimiento de la orquesta, de carácter casi expresionista. El piano, sin embargo, no tiene pretensiones de solista, a pesar de las dificultades técnicas presentes en la parte, y es sólo timbre, el color de la orquesta. Un contraste con Interludio es la siguiente composición de Finzi, Danza. Compuesta entre 1937 y 1938, la pieza es muy corta y cuenta con una orquesta completa con dos pianos, una gran sección de percusión y tres saxofones. Esta obra sigue siendo una experiencia aislada en la obra del compositor, ya que está completamente desvinculada de todas las demás obras orquestales en cuanto a tamaño, personal y estilo musical. El lenguaje recuerda mucho a la experiencia de Gershwin, tanto que casi se podría suponer que es un homenaje a la reciente muerte del compositor en 1937. Himnos a la noche, poema sinfónico inspirado en la obra literaria homónima de Novalis (Hymnen an die Nacht, 1799), escrito entre 1929 y 1932, está concebido según un procedimiento de construcción de "paneles" muy utilizado desde 1920 por G.F. Malipiero. No hay referencias explícitas en la partitura al texto poético, aunque los continuos cambios en la música sugieren una inspiración que sigue el camino de las canciones de Novalis. La última obra para orquesta de Finzi fue el poema sinfónico Come all'ultimo suo ciascuno artista, que la hermana del compositor tituló póstumamente, retomando un verso de Dante.

El segundo CD, dedicado a la música de cámara, se abre con el Cuarteto de cuerda, compuesto en la segunda mitad de los años veinte. Articulada en tres grandes movimientos, tiene una construcción en la que la transformación continua de fragmentos de motivos, a veces reducidos a pequeñas células, crea una sucesión de episodios sin ruptura de continuidad. El lenguaje musical se caracteriza ciertamente por el uso del cromatismo, con secciones en las que se tocan los doce sonidos de la escala cromática (tercer movimiento). Encontramos el lenguaje del repertorio camerístico de Finzi con interesantes innovaciones también en la construcción rítmica. El Cuarteto tiene su punto de máxima inspiración y lirismo en el larguísimo Lento e grave del segundo movimiento. La Toccata fue escrita a mediados de los años 30. La pieza, de grandes dimensiones y dominada por una rica variedad tímbrica y expresiva, se inscribe en la tradición pianística de la tocata, originada en el periodo romántico, entendida como una forma autónoma de carácter expresamente virtuoso.

El tercer CD se abre con el Salmo. Escrita en 1944 y dejada inconclusa en su parte final, fue compuesta sin la ayuda, si no es que esporádica, de un instrumento musical. El hijo del músico recuerda cómo su padre compuso casi toda la obra, siguiendo los sonidos que imaginaba y que evidentemente tenía claros en su mente. La obra, estructurada en cuatro tiempos con una progresión musical contrastada (tranquila y serena - rítmica y decidida - lenta - con ímpetu) y escrita para coro y gran orquesta con alternancia de órgano y piano, se inscribe en la tradición de la música inspirada libremente en los salmos (hay muchos compositores del siglo XX cuyas obras se inscriben en esta tradición: Poulenc, Honegger, Stravinskij, Penderecki, Petrassi, Schoenberg). Es difícil dar una colocación estilística precisa a esta obra, que puede considerarse, con razón, el testamento espiritual de Aldo Finzi: los materiales procedentes de diferentes fuentes son repensados y combinados dentro de una escritura en la que predomina el modo arcaico, para obtener un resultado absolutamente autónomo y estilísticamente original. El Preludio y Fuga para órgano data de las últimas semanas de la vida del compositor. Aquí Finzi parece recurrir a un lenguaje caracterizado por un mayor apego a la funcionalidad tonal y a un estilo que sigue el de la tradición organística de Bach: el preludio tiene un desarrollo coral y la fuga, para cuatro voces, muestra sencillez y linealidad en su escritura. La colección termina con cuatro de las seis Liriche para soprano y piano de las que se conserva documentación. A pesar de sus diferentes lógicas compositivas, estas obras tienen elementos comunes que las caracterizan: un cierto equilibrio formal que sigue el modelo estrófico del texto y la voluntad de crear un vínculo con la tradición, mediante el uso de armonías casi siempre referidas al sistema tonal. Sin embargo, también hay una voluntad de alejarse de los patrones tradicionales mediante movimientos armónicos inusuales, indicios de pentafonía y el uso de agregados armónicos complejos. Además, otro elemento común es un cierto gusto que mira a Francia y a Debussy en particular, gusto que se manifiesta, en dos casos, también en la elección del texto francés.

Información adicional

Año

2012

Orquestación

Orquesta sinfónica, piano, cuarteto de cuerda, violín, violonchelo

Soporte

CD

Tipología

Autores/intérpretes/agentes

Aldo Finzi

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aldo Finzi – The Greatest Works”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESEspañol
Comparte esto